Traducir literalmente no es hablar un nuevo idioma

traducir hablar un nuevo idioma TAI

La diferencia entre traducir y aprender un nuevo idioma

¿Te pasa que estás aprendiendo un nuevo idioma y te sientes lento? ¡Es absolutamente normal! La reacción lógica del cerebro al tratar con un nuevo idioma es pensar cuál es la traducción literal de cada palabra para así entender. Sin embargo, esta traducción literal de las palabras hace que haya huecos y errores.

Cuando es más complicado entender idiomas es cuando la gramática no se parece a la de la lengua nativa. Por eso, traducir del inglés o del mandarín al español es más complicado (al inicio) que traducir del francés o portugués. Esto se debe a que el español es una lengua romance, igual que la lengua de Francia y de Portugal. Por lo tanto, la gramática es muy similar y se cometen menos errores al traducir palabra por palabra.

Cuando quieres aprender un nuevo idioma, debes entender la gramática para poder comprender la lógica de ese lenguaje. Así evitarás sonar como un texto pasado por Google Translate.

La mejor forma para comprender un nuevo idioma es como aprendiste a hablar. Escucha y practica, equivocándote al conversar. Por eso, estudiar en grupos pequeños, donde es más fácil que el profesor te ponga atención, es clave para que comprendas el idioma que quieres aprender.

¡No desesperes! Entre más lo hables, lo escuches y lo leas, más fácil será para ti comprenderlo. Y es que traducir no es lo mismo que hablar. Lo mejor que puedes hacer es estudiar con un grupo pequeño que te acoja y te facilite el soltar la lengua. Entre más errores cometas, ¡será mejor! En serio, como cuando estabas aprendiendo a hablar español.

¿Qué idioma quieres aprender? En TAI tenemos el grupo que estás buscando para dejar de recurrir a los diccionarios y los traductores en línea. Acércate a nosotros, con gusto te ayudaremos.